Sincronía Interaccional

Publicado por:

¿Sabes comunicarte con tu perro?

Descargar artículo completo en formato PDF de revista

338Kb

Siente los resultados de la sincronía interaccional cuando la aplicas con tu perro

Siente los resultados de la sincronía interaccional cuando la aplicas con tu perro.

Tras visitar a muchos usuarios me he decidido esta semana por hablarte sobre la sincronía interaccional.

Anteriormente comenté sobre la comunicación verbal y la comunicación no verbal, pero eso son sólo componentes a tener en cuenta en la comunicación. La comunicación con tu perro va siempre acompañada de una sincronía interaccional, ya sea eficaz o no.

Sincronía Interaccional: Incongruencia entre comunicación verbal y gestual (no verbal)

Cada vez que hablas acompañas tus palabras de un innumerable repertorio gestual: manos, cejas, muecas bucales, cabeza… realizas un baile al compás de tus palabras. Cuando mantienes una conversación con otra persona realizas un intercambio sincronizado de gestos, insisto, es como si bailaseis sin daros cuenta. Cuando hablas, el otro asiente con la cabeza o parpadea, haciéndote saber que te escucha. Cuando la otra persona quiere hablar te lo transmite mediante una mueca con los ojos, boca o cualquier movimiento de manos. Esa comunicación no verbal la percibes de manera tal que permites su intervención. Estáis en sincronía, mantenéis un ritmo de comunicación verbal y no verbal que os permite mantener un intercambio continuo comunicacional sincronizado.

La sincronía interaccional es casi imperceptible pero obligatoriamente necesaria en la comunicación; la comunicación sería incompleta sin la sincronía interaccional.

“Después de haber pasado miles de horas mirando películas –dice William Condon, investigador padre de la sincronía interaccional– comencé a encontrar la clave en forma de visión periférica.  El que escucha también se mueve al mismo tiempo que el relato del que habla.  Entonces empecé a examinar este hecho sistemáticamente, y éste fue el comienzo del estudio de la sincronía interaccional.”

Paul Byers dice: “¿Qué somos nosotros, después de todo -nuestras acciones, nuestras percepciones- sino nervios que efectúan descargas eléctricas, ritmos?” Sugiere asimismo que, cuando los jóvenes hablan de “estar en onda”, o “estar fuera de onda”, están reconociendo inconscientemente este fenómeno.

“Los seres humanos son increíblemente sensibles al lenguaje y a los sonidos -explica Condon-. Éste es el proceso más evolucionado. Considero que lo que se produce por debajo de ese nivel se cierra automáticamente de tal manera que todo el organismo está engranado y no existe una separación real entre el lenguaje y la cinesis.”

Y todo esto ¿qué tiene que ver conmigo y con mi perro?

Antes de seguir adelante creo que debes saber qué es la comunicación. La comunicación es una interacción social en el que enviamos a otro ser una información y recibimos del mismo un feedback (respuesta). A “grosso” modo, la comunicación puede ser activa o pasiva, según sea la actitud del receptor.

En resumen, la sincronía interaccional estudia los movimientos y gestos que acompañan a la comunicación. Estos movimientos y gestos deberían acompasar a la comunicación verbal para que la comunicación global tenga sentido y significado.

¿Qué ocurre en la comunicación entre tu perro y tú? El ejemplo de aprender a conducir es muy claro; al principio tienes que ser consciente de cada movimiento y acción a realizar: cambiar marchas, poner intermitentes, etc. incluso puede llegar a ser estresante, pero con el tiempo vas creando hábitos y mecanizando esas acciones, hasta el punto de realizarlas sin ser consciente de ellas. Con tu perro ocurre lo mismo, estás acostumbrado a comunicarte con otras personas de forma natural, pero no estás acostumbrado a comunicarte con tu perro… porque se comunica en otro idioma!

Sincronía Interaccional: diferencia entre comunicación verbal y corporal (no verbal)

Los perros se comunican raramente mediante sonidos, casi la totalidad de su comunicación es cinésica, olfativa auditiva y visual. Por tanto, debes aprender a ser consciente de tu comunicación corporal, debes ser consciente de que cuando te comunicas con tu perro realizas gestos y movimientos corporales que pueden discrepar con tus intenciones verbales.

Un ejemplo muy claro es cuando le pides a tu perro que se siente. Sultán “Sienta!” A la vez que pides verbalmente, es muy habitual que realices un movimiento con el brazo y la mano indicando al suelo, además de inclinarte hacia y sobre tu perro. A veces se me ha dado el caso de que eliminando la comunicación verbal el perro también se sienta. Pero ¿por qué lo hace? El movimiento de mano y brazo es un indicativo de la acción o petición a realizar, dado que los perros saben leer nuestra comunicación corporal con efectividad y rapidez. Pero eso no es todo, en el artículo “La vista: entre tu perro y tú” hablaba sobre tu comunicación corporal. Cuando te comunicas con otra persona inclinarte hacia ella denota interés, pero cuando te comunicas con un perro esa inclinación hacia adelante puede significar agresividad; sí! un perro suele percibirlo como un acto agresivo o impositivo. Por tanto tu perro se sienta porque se lo estás pidiendo mediante tu brazo y mano, y lo hace con una actitud poco grata ya que su percepción sobre ti no es muy positiva en ese momento exacto. Puedes ver vídeo de ejemplo en el canal de Youtube de adiestrandog.com.

¿Qué te parece si echas un vistazo a los artículos anteriores? Recopila la información y amásala para tener un excelente producto que ofrecer a tu perro. Ya sé que no es fácil.

Y ahora, piensa sobre la rentabilidad del trabajo como Dog Coach, pero antes  de que digas nada déjame que te diga, como Dog Coach, que es un trabajo que realizo porque me encanta, disfruto cuando veo tu cara al ver que hay resultados, resultados orientados hacia un futuro más cómodo, hacia una vida más grata con tu perro, hacia un día a día como una experiencia inolvidable. El trabajo de Dog Coach no se basa en adiestrar a tu perro, se trata de asesorarte  y guiarte en el proceso, sobre todos los factores que rodean tu vida con tu perro: educación, adiestramiento, alimentación, formación, problemas psicológicos, agresividad, colaboración con los veterinarios, etc.

Hugo Galve colabora con El Club del Parque como Dog Coach y Blogger.

Descargar artículo completo en formato PDF de revista

338Kb

0

Sobre el autor:

Soy Dog Coach fundador de Adiestrandog. Con más de 20 años de experiencia en diferentes empresas y sectores, he podido desarrollar mi propia marca personal como valor añadido a mis proyectos. Mi motivación es la satisfacción del cliente y la prestación de ayuda necesaria. Mi trabajo requiere ser metódico a la vez que creativo. Mis áreas de competencias, además del Dog Coaching, son el Análisis, Asesoramiento, Formación, Administración, Diseño Gráfico y Web y Gestión de Equipos. La comunicación es la llave del éxito.
  Related Posts

Añadir un comentario