¿Sabes comunicarte con tu perro? (II)

Publicado por:

¿Sabes comunicarte con tu perro?

Descargar artículo completo en formato PDF de revista

306Kb

Indicios y Comunicación no-verbal (II)

Comunicación canina

El mayor de los problemas de la convivencia con tu perro es que no sabes comunicarte con él.

En el artículo anterior hablé de utilizar menos el lenguaje verbal para evitarle al perro conflictos de incongruencia con otras formas comunicacionales. Así mismo, terminé aconsejándote practicar tu consciencia sobre tus emisiones verbales y su entonación, y la influencia sobre tu perro. También te pedí que empezases a analizar tus actuaciones con tu perro.

Otra mención fue para los indicios, tan importantes en la comunicación con tu perro y que ni siquiera piensas en su existencia.

Según la RAE, indicio tiene varias acepciones y todas ellas interesantes para nuestro conocimiento comunicacional y relacional con nuestro perro.

1. m. Fenómeno que permite conocer o inferir la existencia de otro no percibido.

2. m. Cantidad pequeñísima de algo, que no acaba de manifestarse como mensurable o significativa.

indicios vehementes

m. pl. Der. indicios que mueven de tal modo a creer algo, que ellos solos equivalen a prueba semiplena.

La primera acepción nos recuerda acciones que realizas, normalmente hábitos de los que no eres consciente, y que permiten a tu perro predecir acciones posteriores. P. Ej. Ponerte el abrigo antes de salir.

La segunda acepción nos recuerda esos pequeños e insignificantes actos que realizamos y que indican al perro nuestras intenciones. En estudios e investigaciones realizados con cámaras que graban un número de fotogramas por segundo imperceptibles para el ojo humano, se puede observar como estos indicios se realizan de forma involuntaria e inconsciente; además se inician unas fracciones de segundo previos a la emisión verbal, en congruencia o no con esta última.

La tercera y última acepción nos da a entender que algunos indicios pueden tener varios significados para el perro y que, según sus experiencias previas, pueden crear unas u otras expectativas en él.

Conceptos

El concepto de comunicación no-verbal a interesado desde hace siglos, pero desde inicios del siglo XX tuvo un inicio explosivo de su investigación: psicólogos, psiquiatras, antropólogos, sociólogos y etólogos. Distintos puntos de vista y metodologías de estudio con la única finalidad de analizar y sentar bases.

Lo que sí es cierto es que la comunicación tiene componentes verbales y no-verbales, estos últimos en mayor cantidad y calidad.

Podemos comunicarnos con otras personas y/o animales sin necesidad de utilizar la comunicación verbal. ¿Cuántas veces no lo has hecho con un animal en el campo? ¿o con una persona que no habla tu idioma?

La comunicación no-verbal recoge movimientos corporales, gestos, la mirada, el tacto, el olor, la tensión muscular…

Como dijimos en el anterior artículo sobre la comunicación verbal, los perros aún no hablan, tal vez por eso tienen tan desarrollada la comunicación no-verbal en todas sus facetas.

En muchaPerro sobre excitado por las expectativas de la comunicación caninas ocasiones, por no decir la mayoría de ellas, me encuentro con la creencia de los propietarios de que su perro sabe realizar conductas mediante órdenes verbales, sin ser conscientes de que están emitiendo peticiones al perro mediante su comunicación no-verbal, normalmente gestos realizados con las manos, el cuerpo o la mirada. Para el perro, en estos casos la comunicación verbal no tiene más importancia que la de otro ruido ajeno a la intención comunicacional que tiene su dueño, y que el perro entiende gracias a su comunicación no-verbal.

La comunicación no-verbal tiene más efectividad y es aprendida según la sociedad que nos rodea, ya que no todos los gestos o movimientos significan lo mismo en todas las sociedades ni, por supuesto, para todas las especies animales.

Un claro ejemplo es que para nosotros, el hombre, la mirada es un acto de educación cuando alguien se dirige a nosotros. Sin embargo, para muchos animales y en nuestro caso para el perro, la mirada puede ser un indicador de agresión o superioridad, p. ej.

Próximamente

En el próximo artículo, me adentraré en los distintos componentes de la comunicación no-verbal orientada a nuestra relación con los perros.

¿Po qué no comienzas a realizar pruebas de comunicación no-verbal con tu perro? Te sorprenderás de los resultados.

Por supuesto, recuerda no hablarle, sólo comunícate con tu cuerpo.

En el campo del Dog Coaching, adiestrandog colabora con El Club del Parque.

Descargar artículo completo en formato PDF de revista

306Kb

4

Sobre el autor:

Soy Dog Coach fundador de Adiestrandog. Con más de 20 años de experiencia en diferentes empresas y sectores, he podido desarrollar mi propia marca personal como valor añadido a mis proyectos. Mi motivación es la satisfacción del cliente y la prestación de ayuda necesaria. Mi trabajo requiere ser metódico a la vez que creativo. Mis áreas de competencias, además del Dog Coaching, son el Análisis, Asesoramiento, Formación, Administración, Diseño Gráfico y Web y Gestión de Equipos. La comunicación es la llave del éxito.
  Related Posts
  • No related posts found.

Comentarios

  1. Teresa Acosta Lozano  marzo 21, 2016

    Hola Hugo, son muy buenos tus artículos. Un abrazo.

    responder
    • Hugo Galve  marzo 22, 2016

      Gracias, Teresa.
      No sabes cuanto me congratula saber que te gustan. Trataré de seguir en la misma línea.
      Un abrazo.

      responder
  2. lola menéndez  marzo 26, 2016

    Gracias por tu artículo, que hará que nos entendamos mejor aún mi perrita y yo. Hasta el próximo!

    responder
    • Hugo Galve  marzo 29, 2016

      Muchas gracias, Lola.
      La intención de mis publicaciones es esa, que dueños y perros tengáis una vida mejor gracias a vuestra mejora en vuestra comunicación.
      Nuevamente gracias.

      responder

Añadir un comentario