¿Sabías que todos tenemos algún problema con nuestro perro?

En muchas ocasiones, los dueños pensáis que algunas de las fechorías que realiza vuestro perro son por motivos como venganza, despecho, travesuras… o similares.

¿Has pensado alguna vez que tu perro no sabe gestionar algunas situaciones como, por ejemplo, quedarse sólo en casa? ¿O que su etapa de socialización fue inadecuada y no sabe cómo debe comportarse con otros perros o personas?

Recuerda! Tu perro no disfruta realizando conductas inadecuadas.

Educación intraespecífica

Denominamos problemas de conducta a aquellas conductas y acciones que consideramos no gratas para nuestra convivencia con nuestro perro.

Detallamos algunas para que puedas visualizarlas e identificarlas:

  • Ladridos incesantes
  • Destrozo de objetos
  • Arañar puertas
  • Agresión a perros
  • Agresión a personas
  • Ladrar a personas, perros o bicicletas durante el paseo.
  • Tirar durante el paseo

Estas conductas pueden aparecer por motivos fisiológicos o psicológicos.

Antes de abordar aspectos psicológicos es necesario descartar causas fisiológicas, por lo que necesitamos colaborar con el veterinario para eliminar causas como problemas hepáticos, tiroideos, hormonales, etc.

Si te sientes reflejado con alguna de estas conductas o alguna otra que no te resulte agradable para la convivencia, contacta con adiestrandog en resolución de problemas, por tu bien y el de tu perro. Es aconsejable, siempre, pedir más de una opinión ante un problema para poder evaluar la solución que más se adecue a tus necesidades.

Como siempre decimos, la base para prever y solucionar problemas es la comunicación.

Te cuento una pequeña anécdota de unos clientes muy especiales para mí, Rafa y Lola.

Hace unos años, realicé un trabajo de habituación al transportín a Rafa. No está bien, pero me enorgullezco del trabajo bien hecho ya que Rafa, como decimos Lola y yo en tono de humor, tiene un puntito.

Hace poco, Lola me llamó para decirme que está embarazada y que Rafa tiene problemas de agresión, aparentemente agresión idiopática, nomenclatura que se da cuando no se tiene ni la más remota idea de porqué.

Comentando el caso, Lola decide esterilizar a Rafa antes de empezar a trabajar con él. Como es lógico, su veterinaria le realiza unos análisis de sangre antes de realizar intervención alguna. Podría ser desgraciadamente, aunque para mí y creo que para Lola también fue por suerte, se le descubrió una encefalopatía hepática debida a que el hígado funcionaba mal.

Simplificando, el hígado es uno de nuestros filtros, si tiene un mal funcionamiento no realiza bien su trabajo y deja pasar toxinas al riego sanguíneo que pueden llegar al cerebro. Era el caso de Rafa, tenía una intoxicación cerebral (para entendernos). Posiblemente, además de una parte de aprendizaje conductual, las agresiones de Rafa pueden ser un síntoma de su problema hepático.

Por el momento Rafa está en tratamiento para la encefalopatía hepática y con mejoras sustanciales. Como su esterilización se retrasa, comenzamos a trabajar con Rafa la parte conductual, que también está dando su resultado.

Hay que barajar todas las opciones posibles antes de abordar un caso. Es imprescindible la colaboración veterinaria.

Agresión canina