Mapas Preferenciales

Publicado por:

¿Sabes comunicarte con tu perro?

Descargar artículo completo en formato PDF de revista

312Kb

Conoce los Mapas Representacionales de tu perro

¿Qué son y cómo influyen los Mapas Representacionales en tu perro?

Anteriormente he escrito sobre la comunicación verbal y la comunicación no verbal con tu perro. Hoy voy a escribir los Mapas Representacionales de tu perro y cómo influyen en su comportamiento. También podrás aprender cómo utilizarlos para mejorar tu relación con él.

Mapas Representacionales aplicados al perro

Este concepto va muy unido a la comunicación entre tu perro y tú. Básicamente, los mapas representacionales son la representación interna de las experiencias externas que vive tu perro, es decir, cómo percibe el mundo, las cosas, los eventos… Esta percepción depende del factor genético y de los aprendizajes adquiridos a lo largo de su vida. .

Todo factor externo influye en el sesgado que tu perro realiza en la información, sensaciones y emociones que recibe: otros perros, eventos colaterales, el criador y, sobre todo, tú. Sería fantástico que tu perro se nutriese de todos esos factores sumándolos pero generalmente tiene preferencia hacia uno de ellos.

Básicamente, Grinder y Bandler (PNL), realizaron estudios con personas de éxito y detectaron la existencia de patrones comunicaciones verbales y no verbales que, además alternaban según sus necesidades para alcanzar sus intereses: el éxito. Detectaron también que estas pautas podían ser reproducidas por otros para mejorar en el campo que interese potenciar. Los mapas representacionales se inclinan hacia la parte kinésica, auditiva, visual y olfativa. Cada uno tiene un mapa con mayor peso que el resto y que utiliza para interactuar con su entorno. Sería ideal potenciar los otros y, sobre todo, la capacidad de poder cambiar de uno a otro según necesidad.

Si eres capaz de trasladar esto a la relación con tu perro podrás averiguar qué mapa representacional es el predominante para él. Por norma general suelen ser el visual o el auditivo; dado que a lo largo de vuestra convivencia le has ido transmitiendo una serie de normas y mensajes que han ido sesgando los mapas olfativo y kinestésico. El mapa olfativo puede ser el mapa más importante en cuanto a resultados se refiere dado su potencial, tanto para su uso individual como para beneficio tuyo a la hora de entrenar con él, como ya comenté en el artículo sobre El Olfato en la Comunicación.

El olfato es el primero de los mapas representacionales en ser utilizado, junto con el kinestésico. Para poder mamar y encontrar la mama de su madre tras el parto necesitan utilizar su olfato, ya que la vista y el oído son casi nulos. Así mismo, el mapa kinestésico es necesario para recibir calor y ser estimulado por la madre para poner en marcha el tracto digestivo. A medida que van desarrollándose van añadiendo a su cerebro los mapas visual y auditivo. Todos ellos suman el resultado de lo que será la base de sus percepciones (mapas representacionales) a lo largo de su vida.

Y yo me pregunto ¿qué estamos haciendo para que se esté originando una pérdida en la fuerza de algunos mapas representacionales?

Si tu perro es aún cachorro puedes potenciar cada mapa representacional para poder mantener activas todas sus capacidades de forma equilibrada. Si por el contrario tu perro ya es adulto es muy posible que tenga un sesgo en algún mapa, lo que no quiere decir que puedas realizar ejercicios para potenciarlo.

Pero ¿para qué quiero potenciar y equilibrar los mapas representacionales de mi perro? Imagina que tu perro tiene cuatro herramientas que puede utilizar para poder moverse por la vida, percibir sensaciones, analizarlas y guardarlas en su cerebro. La forma en que perciba estas sensaciones producidas por eventos cualesquiera dependerá de la manera en que pueda utilizar las distintas herramientas, los mapas representacionales, es decir, podrá obtener mayor o menor información acerca de esos eventos que influirán en la forma en que almacene las sensaciones percibidas, así como en las futuras expectativas que tendrá cuando se repliquen dichos eventos.

Cachorro Bóxer

En base a la manera en que tenga almacenado en su cerebro dichas sensaciones estará formado y organizado su mapa representacional, a través del cual se relacionará con dichos eventos, personas o cosas. Es decir, cuando tu perro se encuentra con una situación nueva va a reflejar su mapa repesentacional con el que tratará de solucionar o hacer óptima dicha situación. Lo hará a través de una u otra área de su mapa representacional tratando de recopilar la información necesaria para intentar paliar el estrés del momento. Si el estrés originado supera a la capacidad de reacción suele utilizar el recurso del movimiento, el movimiento de la huida o ataque (normalmente huida) para poder restaurar su estado emocional de confort. La recopilación de información para tratar de paliar el estrés será algo desordenada, por ello el movimiento no suele tener un orden o sentido, lo que no nos indicará su preferencia en el mapa pero sí la existencia de un problema representacional. Por el contrario, suele ocurrir que la ausencia de movimiento indique la carencia de capacidad para resolver la situación en cuestión o, por el contrario, el análisis de la situación para tratar de resolverla de la manera más efectiva posible.

En el trabajo con los mapas representacionales podrás utilizar los anclajes, mediante condicionamiento. Es lo que se suele hacer en la socialización de cachorros, en el trabajo con problemas conductuales o miedos y fobias, también falsas agresiones. Estos anclajes te servirán para recatar la atención de tu perro y redirigirlo hacía donde necesites en cada ocasión.

Recuerda que todos los eventos ocurridos a tu perro a lo largo de su vida irán definiendo sus mapas representacionales, su forma de percepción de la vida. Por eso es tan importante saber gestionar esos instantes con resultados beneficiosos y apoyarlo para que todo lo que perciba como algo negativo resulte, finalmente, como algo positivo, o al menos neutro.

Y ahora, piensa sobre la rentabilidad del trabajo como Dog Coach, pero antes  de que digas nada déjame que te diga, como Dog Coach, que es un trabajo que realizo porque me encanta, disfruto cuando veo tu cara al ver que hay resultados, resultados orientados hacia un futuro más cómodo, hacia una vida más grata con tu perro, hacia un día a día como una experiencia inolvidable. El trabajo de Dog Coach no se basa en adiestrar a tu perro, se trata de asesorarte  y guiarte en el proceso, sobre todos los factores que rodean tu vida con tu perro: educación, adiestramiento, alimentación, formación, problemas psicológicos, agresividad, colaboración con los veterinarios, etc.

Descargar artículo completo en formato PDF de revista

312Kb

2

Sobre el autor:

Soy Dog Coach fundador de Adiestrandog. Con más de 20 años de experiencia en diferentes empresas y sectores, he podido desarrollar mi propia marca personal como valor añadido a mis proyectos. Mi motivación es la satisfacción del cliente y la prestación de ayuda necesaria. Mi trabajo requiere ser metódico a la vez que creativo. Mis áreas de competencias, además del Dog Coaching, son el Análisis, Asesoramiento, Formación, Administración, Diseño Gráfico y Web y Gestión de Equipos. La comunicación es la llave del éxito.
  Related Posts
  • No related posts found.

Comentarios

  1. Lucía  junio 26, 2016

    Interesante el tema de los mapas representacionales.
    Pregunta: Dices que «Por el contrario, suele ocurrir que la ausencia de movimiento indique la carencia de capacidad para resolver la situación en cuestión o, por el contrario, el análisis de la situación para tratar de resolverla de la manera más efectiva posible.». ¿Cómo podemos detectar que esa falta de movimiento es debido a un uso adecuado del mapa representacional y no a una falta de habilidad para resolver el problema que plantea una situación?

    responder
    • Hugo Galve  junio 26, 2016

      Estimada Lucía,
      ante todo agradecer tu dedicación a mi artículo y a consultar tu duda.
      El movimiento suele ser una vía de escape ante la incapacidad resolutiva del perro.
      También puede significar una mala gestión de la situación al realizar movimientos en momentos inadecuados.
      Por tanto, la ausencia de movimiento puede significar la correcta gestión de la situación como una carencia de soluciones. Debemos fijarnos en la comunicación gestual y corporal del perro: la tensión de sus músculos y la posición de sus extremidades, así como cola y cabeza, la mirada, la comunicación que realiza mediante la colocación de los belfos de la boca y la muestra u ocultación de los dientes, etc.
      En definitiva, debemos observar al perro para poder entender lo que comunica con su cuerpo. Para ello puedes remitirte al artículo ¿Sabes comunicarte con tu perro (II)?
      Nuevamente, gracias por tu seguimiento y tu tiempo.
      Un saludo.

      responder

Añadir un comentario