El olfato en la comunicación

Publicado por:

Bodeguero trabajando el olfato en el rastro

Descargar artículo completo en formato PDF de revista

287Kb

El olfato

El mayor de los problemas de la convivencia con tu perro es que no sabes comunicarte con él, el olfato es uno de sus factores.

Anteriormente hablé del lenguaje verbal y los indicios. También hice una introducción al lenguaje no-verbal ¿qué tal, has probado algo con tu perro?

Para el perro el lenguaje no-verbal está formado por distintos modos de comunicación: el olfato, el gusto, la vista, el oído, el tacto y la cinésis (movimientos y gestos).

El olfato es uno de los medios comunicacionales más importante para el perro dado su gran desarrollo. Es primordial en la alimentación o su evitación, tanto como en las relaciones sociales ínter e intraespecíficas. Así como una persona sin formación no sería capaz de distinguir más allá de varios olores, un profesional de la enología o del perfume podría diferenciar varios cientos de matices aromáticos. Del mismo modo y teniendo en cuenta las diferencias entre razas, un perro entrenado podría detectar y distinguir una molécula entre miles. Todo ser viviente secreta olores gracias a su metabolismo, olores característicos y únicos. Las feromonas (implicadas en el aspecto sexual) son fácilmente reconocibles por el perro.

Según las investigaciones, el proceso olfativo depende de la volatilidad de las moléculas odoríferas. La membrana olfativa capta las moléculas volátiles mediante acciones respiratorias rápidas y cortas y distinguiendo direcciones según la fosa receptiva. Las moléculas no volátiles son percibidas por el órgano vomeronasal, que parece tener gran importancia en la percepción de feromonas, influyendo en las conductas sexuales y sociales. A veces podemos ver a un perro lamer algún objeto, para exprimir toda la información posible. Parte de esta conducta es culpa del órgano vomeronasal, que recibe la información intensificada por la humedad proporcionada por el epitelio olfativo.

Los estímulos olfativos, ya provengan de un gas, líquido o sólido, tienen una composición molecular que dependerá de su procedencia. No dejan de ser más que estímulos químicos. El reconocimiento de los olores depende de la fijación de las moléculas a los receptores, que envían la información al cerebro y éste las analiza según la composición molecular y sus enlaces. El perro crea una imagen olfativa específica para cada olor.

Una vez que conoces el funcionamiento del olfato de tu perro puedes empezar a pensar acerca de como influye en vuestra comunicación.

Perro utilizando su olfatoSeguro que alguna vez has ido paseando con tu perro y has visto que te vas a cruzar con otro perro que te incomoda. En ese instante, el miedo, ansiedad o incomodidad (llámalo como quieras) activa la producción química a nivel de la amígdala, eleva la presión sanguínea y tensiona tus músculos. El olor emitido por una persona con miedo proviene de la sobreproducción de adrenalina y noradrenalina que, a su vez, provocan la producción de proteínas y citocinas, por todo el cuerpo y principalmente por las axilas, genitales y torso, además del sudor frío generalizado por todo el cuerpo.

Además de la tensión involuntaria que transmites a la correa y, por tanto, a tu perro (de lo que hablaremos en otro artículo), el perro detecta tu cambio químico a través de su olfato. Esta información que para ti supone una amenaza, tu perro la recibe y empatiza, que además puede llegar a asociar con el hecho de encontrarse con otro perro (si lo observa) o con el hecho de recibir tensión en la correa. El resultado para tu perro termina siendo un aprendizaje, por asociación, de peligro cada vez que un perro se aproxima o recibe tensión mediante la correa. Hay que añadir que el perro suele generalizar con mucha rapidez y facilidad las situaciones negativas, es instinto de supervivencia.

Tu producción química variará según tu estado anímico. Si estás excitado, miedoso o alerta, producirás adrenalina. Si estás calmado y alegre producirás serotonina y endorfinas. Y más… Cada producción bioquímica o mensaje químico que exteriorices a través de los poros de tu piel, sudor, etc transmitirán a tu perro una información que asociará a cada situación o evento sucedido.

Todo lo anteriormente expuesto debe darte una idea de la gran importancia del olfato para tu perro, así como los mensajes odoríferos que le emites. Por ello es tan importante que cuando juegues, trabajes o simplemente disfrutes con tu perro seas consciente de tu estado de ánimo, porque de él dependerá parte de tu comunicación con tu perro. Si vas a premiar a tu perro no lo hagas enfadado, pues le estarás transmitiendo incongruencia.

Pero como toda comunicación, el olfato es una parte importante de ella, que deberá ir acompasada de otros de sus factores como tus gestos o como tu comunicación verbal.

Tal vez sea éste el momento para empezar a practicar tu consciencia sobre tus estados de ánimo y la información a nivel químico que transmites al de 4 patas.

Próximamente

En el próximo artículo seguiremos viendo factores de la comunicación no-verbal.

¿Po qué no comienzas a realizar pruebas de olfativas con tu perro? Distingue su conducta cuando estés contento y cuando estés enfadado o triste, sin comunicarte verbalmente Te sorprenderás de los resultados.

Por supuesto, recuerda no hablarle, sólo comunícate con tu cuerpo.

En el campo del Dog Coaching, adiestrandog colabora con El Club del Parque.

Descargar artículo completo en formato PDF de revista

287Kb

2

Sobre el autor:

Soy Dog Coach fundador de Adiestrandog. Con más de 20 años de experiencia en diferentes empresas y sectores, he podido desarrollar mi propia marca personal como valor añadido a mis proyectos. Mi motivación es la satisfacción del cliente y la prestación de ayuda necesaria. Mi trabajo requiere ser metódico a la vez que creativo. Mis áreas de competencias, además del Dog Coaching, son el Análisis, Asesoramiento, Formación, Administración, Diseño Gráfico y Web y Gestión de Equipos. La comunicación es la llave del éxito.
  Related Posts
  • No related posts found.

Comentarios

  1. Chelo  marzo 31, 2016

    Una pregunta. … mi perro rasca mucho el suelo al rededor del casillero de la comida otras veces en cualquier sitio, se pone a rascar y rascar el suelo como si fuera un perro mecánico.
    Sabría decirme porque es?

    responder
    • Hugo Galve  marzo 31, 2016

      Ante todo, Chelo, agradecer el tiempo que dedicas al blog.
      Tu pregunta puede tener innumerables respuestas, desde una conducta esterotipada hasta el simple acto de detectar algún olor en ese sitio.
      Para intentar hallar una respuesta a tu pregunta habría que realizar un análisis donde, además de observar esa conducta, habría que estudiar su carácter, entorno, actividad diaria, etc.

      responder

Añadir un comentario