Creer es poder

Publicado por:

Hugo y su mayor mordisco como Dog Coach

Creer en ti y en tu perro

Como sabes, mi principal campo de trabajo dentro del perro es la comunicación, principalmente la comunicación no verbal (sí, me refiero a la parte humana).

Pero desde hace tiempo vengo observando muchas creencias y prejuicios sobre el perro, sobre sus capacidades como perro, como raza o individuo, falsos mitos acerca de su potencial y capacidades…
Son excusas del tipo: mi perro ya es muy viejo… mi perro es un ceporro… mi perro sólo le falta hablar… es demasiado listo; da igual, que la excusa sea positiva o negativa, el caso es tener una.

La mayoría de las veces observo la conducta del dueño y mi percepción es que no tiene interés, ni ganas de trabajar, a veces la situación ha conseguido desesperar o hacer desistir al dueño. Hay carencia de motivación. Unas veces la motivación viene “de fábrica” con la personalidad del propietario, en muchas ocasiones la motivación se activa por la adopción, otras veces la motivación viene provocada por el afán de aprendizaje, en motivación la provoca el interés por mejorar la calidad de vida de perro y dueño, etc. pero lo importante es que existe motivación.

Es cierto, cambiando de tema, que no todos tenemos capacidades o cualidades de enseñanza o comunicación para con nuestro perro, pero esto puede ser compensado y suplido por nuestra actitud y motivación. Sí, amigo, la práctica hace al monje.
Todo proyecto con un perro que fracasa suele ser causado por la falta de motivación o implicación del dueño, bien sea por falta de tiempo, falta de espacio de trabajo o por mil y un motivos inimaginables y a cuál más original. Lo cierto es que cuando un proyecto falla puede ser por dos causas: falta de implicación o mala elección en el modo de abordaje. Soy de la creencia de que la falta de conocimientos, si se tiene interés, es fácilmente subsanable.

Eduardo gestionando tiempos con Curro

Bien, como en cualquier proyecto, previo a su abordaje es conveniente realizar un pequeño análisis sobre el modo de actuación seleccionado, tiempos marcados y resultados esperados, así como la prevención de posibles problemas que puedan ir surgiendo a lo largo del mismo.
En el caso de un perro no es algo estrictamente necesario si no tenemos una finalidad concreta, como pueden ser preparación de un cachorro para competición, planes de actuación a la hora de abordar problemas conductuales o cualquier otro proyecto que tengamos previsto. Aunque el simple hecho de querer tener una vida cómoda con nuestro perro es ya un proyecto, un proyecto de vida, un proyecto que va a durar más de una década.

“En esta fotografía, Eduardo trabaja la gestión y su aprendizaje de los tiempos. Curro evolucionó favorablemente. Eduardo y su familia lo hicieron todos a una, con grandes beneficios para perro y su familia.”

Así mismo debemos tener la actitud y motivación para querer cambiar, para querer evolucionar, para aprender a ser conscientes de nuestras capacidades o carencia de éstas.
Uno de los grandes problemas a la hora de querer avanzar o solucionar algún problema con nuestro perro es nuestro ego. Nos cuesta mucho aceptar que estamos cometiendo errores o que no tenemos la capacidad o conocimientos suficientes que pueden estar provocando problemas o falta de avances con nuestro perro. De igual modo nos cuesta mucho aceptar que podemos ser culpables de alguna situación incómoda con nuestro perro, o ser sólo parte del problema, pero a fin de cuentas estamos involucrados, somos parte de ello.

Debes creer. Cuando necesitas o quieres trabajar con tu perro es imprescindible creer en él, creer en vuestro proyecto, creer en vosotros, creer en que como equipo podéis conseguirlo.
Es necesario creer en que podéis cambiar en la dirección que quieres, para ello es necesario ser consciente de las cosas que no estás realizando correctamente, incluso aceptar que cometes errores, como hacemos todos.

Para esto están los profesionales, acude a un Dog Coach para que te ayude, analice tu caso y lo relance. Actualmente está muy en boga el coaching, en cualquier empresa o con directivos de empresas, contratar a un Coach para que analice el caso y ponga en manos del cliente las herramientas y conocimientos necesarios para solucionar o potenciar las cualidades deseadas, según sea el caso. ¿Por qué no hacerlo contigo y tu perro?

4

Sobre el autor:

Soy Dog Coach fundador de Adiestrandog. Con más de 20 años de experiencia en diferentes empresas y sectores, he podido desarrollar mi propia marca personal como valor añadido a mis proyectos. Mi motivación es la satisfacción del cliente y la prestación de ayuda necesaria. Mi trabajo requiere ser metódico a la vez que creativo. Mis áreas de competencias, además del Dog Coaching, son el Análisis, Asesoramiento, Formación, Administración, Diseño Gráfico y Web y Gestión de Equipos. La comunicación es la llave del éxito.
  Related Posts
  • No related posts found.

Comentarios

  1. alfredo mesa alonso  octubre 6, 2016

    Hola, Hugo. Muy buen artículo y totalmente de acuerdo.
    He seguido las indicaciones y directrices que me diste con Tana y nos va fenomenal. A ella le gusta aprender y a mí enseñarle. Por cierto, el collar que me aconsejaste fantástico para los paseos.
    Tienes una web completísima, con mucha información y fácil navegación.

    Un saludo

    responder
    • Hugo Galve  octubre 10, 2016

      Muchas gracias, Alfredo.
      Me alegro muchísimo por vuestra evolución y por vuestro afán por mejorar. También por el collar, como todo, debe ir acorde al carácter de perro y dueño. Gracias por los piropos. Seguiremos mejorando.

      responder
  2. M Angeles  octubre 10, 2016

    Creo que es importante aceptar que el perro es un ser maravilloso por lo que es. No hay ponerle ni quitarle nada.
    No obstante es posible desarrollar las cualidades propias de cada individuo.

    responder
    • Hugo Galve  octubre 10, 2016

      Por supuesto, M. Ángeles,
      como perro ni le sobra ni le falta, ellos nos aceptan tal y como somos.
      Pero como individuo estoy de acuerdo en que hay que potenciar y mejorar sus cualidades, ayudará a mejorar su calidad de vida y, por ende, la nuestra.
      Gracias por tu lectura y tus comentarios.

      responder

Añadir un comentario